Este sitio web usa cookies para que puedas disfrutar de una óptima experiencia de usuario y para que podamos entender cómo usas el sitio. Si consientes el uso de cookies en este sitio web, sigue navegando con normalidad. Puedes encontrar más información sobre las cookies que usamos y configurar el uso de estas cookies visitando nuestra página de configuración de cookies.

Influencia de la vitamina k en el rendimiento deportivo

vitamina-k

El rendimiento y la exigencia en la práctica del deporte requieren de un aporte nutricional y vitamínico mucho más potente que otras actividades. Hasta el punto de que será completamente necesario que estén presentes en tu organismo una serie de vitaminas que son muy beneficiosas para desarrollar cualquier deporte o actividad física. Incluso para elevar el rendimiento muscular y de los huesos en tus sesiones regulares en el gimnasio. Porque, en efecto, no solamente servirá para elevar tus prestaciones deportivas, sino que su eficacia alcanzará a la prevención de algunas incidencias musculares o lesiones de los huesos.

Aportaciones de la vitamina K

Este es el caso concreto de la vitamina k, que es altamente recomendable para favorecer la actividad física porque aporta muchas propiedades para su ejercicio. Uno de los aspectos más interesantes en la ingesta de esta vitamina es que ayuda a prevenir cualquier incidencia en el sistema óseo. Fundamentalmente porque ejerce una función muy relevante en la coagulación de la sangre. Desde este escenario general, se trata de una aportación vitamínica que sirve para proteger a tus huesos de posibles lesiones, como por ejemplo en las fracturas.

No es el único beneficio que puede aportarte a tu organismo ya que también incide en que puedas incrementar la densidad de mineral en tus huesos. Esta característica ejercerá un papel muy determinante para que estés en mejores condiciones para afrontar los ejercicios, tanto en el gimnasio como al aire libre. Con un reforzamiento más que notable en algunos de los huesos que tienen que soportar el mayor esfuerzo en las actividades deportivas que practicas con mayor frecuencia.

Alimentos ricos en esta vitamina

En cualquier caso, no tendrás ningún problema para contar con ella en tu organismo ya que está presente en buena parte de la alimentación de cualquier dieta en los hogares españoles. Como por ejemplo, en el pollo, cordero, verduras de hojas verdes y hasta en las pipas de girasol. Podrás conseguir sus aportaciones a través de las comidas basadas en estos alimentos. Aunque en cualquier caso, si muestras alguna deficiencia en su consumo siempre tendrás a mano un complemento vitamínico que nutra tu organismo de esta importante vitamina.

El consumo de la vitamina K está especialmente indicada para llevar un estilo de vida saludable. Pero en especial, para los deportes que te exigen mayores demandas a tus huesos o en los ejercicios que desarrollas habitualmente en el gimnasio. En especial, los que tienen relación con pesas o halteras y que requieren de una mayor exigencia en el aparato óseo. Además, esta vitamina tiene propiedades muy favorables para protegerte contra las patologías del corazón. Un aspecto que será más importante de lo que crees, ya que puede perjudicarte en el desarrollo de cualquier clase de deportes, incluso los menos agresivos. Porque en su grado extremo, te pueden apartar de su práctica habitual y que ya no forme parte de tu vida.

Otras vitaminas aptas para los deportistas

Tampoco puedes olvidarte en ningún momento que existen otra clase de vitaminas que además de ser muy beneficiosas para la salud, te ayudarán a convivir con el mundo del deporte. Con una serie de beneficios que puedan alcanzar a muchas funciones en tu organismo, y por supuesto que más de las que piensas inicialmente. En donde siempre se cumple una máxima que afecta a todas las actividades deportivas y que implica que a mayor gasto físico, más necesidades tendrás.

Todas estas vitaminas están presenten en la alimentación en la que se basa una dieta saludable y equilibrada. Pero si por cualquier circunstancia su aporte no es el necesario, no tendrás otro remedio  que acudir a un complejo vitamínico y de minerales que te aporte las sustancias necesarias. Pero sin abusar de ellos porque no conviene abusar de estos suplementos ya que una dosis muy alta hasta puede ser tóxica y perjudicar a tu organismo. Por este preciso motivo debe de estar supervisado por un médico que sea quien te lo recomiende.

De entre todas las vitaminas, destaca la B por su alto poder para convertir los carbohidratos en energía. Siendo, en cualquier caso, indispensables para mantener un correcto metabolismo en los macronutrientes. Se hace necesario ante cualquier incremento que tengas en la actividad física, ya que no puedes olvidar que esta clase de aportaciones está directamente vinculada con tu producción energética. Por otra parte, si realizas entrenamientos muy intensos o los denominados ejercicios excéntricos (saltos, pesas o movimientos de especial violencia, una pequeña dosis de las vitaminas A y E siempre te vendrá muy bien al cuerpo. Debido a que ambas ejercen una mayor protección contra cualquier case de desgaste o daño físico.  Razón más que suficiente para que no falten en tu alimentación a través de una dieta ciertamente equilibrada.

También cualquier clase de vitamina oxidante se constituirá en un instrumento para tu protección ante el deporte. En esta ocasión, porque te ayudan a la recuperación de tus principales músculos como consecuencia de los entrenamientos más exigentes. Para que de esta forma, en las siguientes sesiones tus prestaciones deportivas sean de mayor calidad y puedas conseguir tus objetivos con más facilidad. Como podrás comprobar son muchas y de diversa naturaleza las razones para que tu dieta sea lo más equilibrada y rica en vitaminas a partir de estos momentos. Porque no solamente llevarás una vida más saludable, sino porque estarás en mejores condiciones para poner freno a algunas de las lesiones o incidencias que conlleva la práctica de cualquier deporte.

Uno de los objetivos de llevar un plan de nutrición correcto es que tendrás las máximas garantías a partir de ahora para realizar tus ejercicios de mantenimiento en el gimnasio. O si es tu deseo participar en otros deportes, bien individuales o colectivos. Porque la sensación de confianza que te proporcionará estas vitaminas está fuera de toda duda.  Algo que te aportará esta clase de sustancias tan necesarias para el perfecto desarrollo del cuerpo humano. Y que en cualquier caso, podrás detectar a través de un sencillo análisis de sangre. Con toda seguridad que merecerá la pena.

Virgin Active
#AlwaysDiscovering

Comentarios ()