Este sitio web usa cookies para que puedas disfrutar de una óptima experiencia de usuario y para que podamos entender cómo usas el sitio. Si consientes el uso de cookies en este sitio web, sigue navegando con normalidad. Puedes encontrar más información sobre las cookies que usamos y configurar el uso de estas cookies visitando nuestra página de configuración de cookies.

Descubre los beneficios de hatha yoga en clases colectivas

hatha-yoga

El yoga es considerado por muchos un conjunto de técnicas que tiene por objetivo cuidar la salud tanto del cuerpo como de la mente. Sin dejar de ser cierta esta percepción, el yoga va mucho más allá, al tratarse de un instrumento a través del cual puedes alcanzar una verdadera paz interior, hasta el punto de poder dominar todos los parámetros relacionados con el cuerpo y la mente. Tan solo es cuestión de estar decidido y de mostrar implicación con uno mismo.

El estilo de vida occidental se caracteriza por un estresante cúmulo de estímulos que en muchas ocasiones no te dejan encontrarte contigo mismo. Esto puede originar que poco a poco vayas perdiendo la percepción sobre ti mismo, no solo en lo que se refiere al estado físico, sino también al cognitivo, relacionado con el entendimiento y sus múltiples derivaciones.

Por ello, se hace imprescindible que cada cual pueda tomarse un respiro en medio de su ajetreada vida. En este escenario, el hatha yoga puede ser la medicina perfecta para desconectar y volver a reencontrarte contigo mismo.

Descubre los beneficios de hatha yoga en clases colectivas

De entre los tipos de yoga existentes, el hatha yoga es probablemente el más conocido. Partiendo de la premisa de una preservación y mejora de la salud mental, el hatha yoga presta especial atención a determinadas posturas corporales que a corto, medio y largo plazo te servirán como tratamiento terapéutico de ciertas dolencias, a la vez que ayudarán a prevenir posibles lesiones.

Todo ello es gracias a la realización de diferentes ejercicios que fomentan en ti conceptos como la elasticidad, el equilibrio y la resistencia, desembocando de forma global en un incremento de la vitalidad.

Todos estos beneficios físicos que alcanzarás realizando hatha yoga han de conjugarse con las bondades en el plano mental, los cuales te ayudarán a mejorar tu respiración para poder alcanzar estados óptimos de relajación y meditación.

¿Por qué practicar hatha yoga en clases colectivas?

Las recomendaciones de practicar hatha yoga en grupo no son fruto de la improvisación, sino que están basadas en fundamentos psicológicos. La meditación es algo que requiere cierto esfuerzo y sacrificio, sobre todo en los compases iniciales. Como en todos los aspectos de la vida, es más fácil incumplir un propósito en solitario que públicamente dentro de una colectividad.

Meditar de forma regular con un mismo grupo de personas creará una armonía tal que repercutirá en vínculos comunes. Además, las dudas, cuestiones o inquietudes de los diferentes asistentes antes o después de la práctica del yoga siempre pueden enriquecer las sesiones, optimizando así el aprovechamiento que se pretende realizar.

Aunque en algunas ocasiones la meditación sea vista erróneamente como un acto para alejarse del resto de las personas, el meditador lo que busca es precisamente un espacio y un lapso de tiempo para conocerse a sí mismo. Esto le ayudará a ser a la larga más sociable y a entender mejor a otras personas de su entorno.

Además de sus múltiples beneficios relacionados con la salud emocional, practicar hatha yoga en clases colectivas es un perfecto entrenamiento para cuidar la forma física gracias a los siguientes puntos para tener en cuenta:

  • Tonifica los músculos y los fortalece, confiriendo así una imagen externa más saludable.
  • Es un gran aliado contra el dolor de espalda, por lo que es recomendado para personas que sufren desviaciones de la columna vertebral, como es el caso de la escoliosis. También está aconsejado para aliviar el dolor en personas que sufren ciática.
  • La práctica de hatha yoga también tiene su preceptiva incidencia en la activación de las glándulas endocrinas, mejorando así el funcionamiento interno del organismo.

Asanas del hatha yoga

Las posturas, denominadas asanas, que habitualmente se realizan en hatha yoga se realizan de forma lenta y moderada. Es ideal para principiantes en la disciplina del yoga, pues la consecución de los ejercicios no exige un alto grado de perfección formal para obtener los resultados deseados.

Algunas de las más comunes son:

  • Postura del loto. Es quizás la mejor postura para llevar a cabo la meditación, con cada pie por encima del muslo contrario. Si no tienes habituado tu cuerpo al ejercicio físico, puede ser normal que en la primera sesión no puedas completar la postura, pero con un poco de entrenamiento verás los resultados.
  • Postura de héroe. También conocida como virasana, es ideal para estirar los músculos de las piernas, flexibilizar las rodillas y fortalecer los músculos de los pies. Sin duda, un gran aliado contra las típicas inflamaciones.
  • Postura de la vaca. Es una de las asanas imprescindibles para los principiantes. A través de la posición cuadrúpeda, los beneficios repercutirán en la flexibilidad del torso y en la tonificación abdominal.
  • La savasana. Conocida como postura del cadáver, puede parecer fácil vista desde fuera, pero su correcta ejecución tiene su intríngulis. Tumbado boca arriba, hay que separar las piernas, teniéndolas estiradas, separando al mismo tiempo los brazos del cuerpo con las palmas de las manos hacia arriba. Ideada para controlar los ciclos de respiración, la mente ha de repasar todas y cada una de las partes del cuerpo. Existe una versión adaptada para las mujeres embarazadas, especialmente recomendada por sus notables beneficios tanto para ellas como para el bebé que esperan.

En definitiva, la práctica del hatha yoga en clases colectivas no es solo un entrenamiento físico para mantener una línea correcta, sino que sus bondades inciden también en el ámbito metal.

Lejos de ser una moda pasajera, el yoga físico se alza como una alternativa saludable para cultivar cuerpo y mente, por lo que la creación de grupos que lo practiquen de forma conjunta será un acicate para cumplir con el compromiso establecido. Solo con unas pocas sesiones ya comenzarás a notar los primeros resultados, sintiéndote una persona más plena y enriquecida por las perspectivas que se abren con la práctica de esta disciplina.

Si aún no has probado las bondades del yoga, estás a tiempo para sumergirte en un nuevo universo de sensaciones, paz interior y salud, tanto en el aspecto físico como en el mental.

Virgin Active
​#AlwaysDiscovering

Comentarios ()